Conflicto en la UEP: 90 despedidos sin respuesta

A casi dos meses del desmantelamiento de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP), dependiente del Ministerio de Educación provincial, 90 trabajadores todavía esperan respuesta del gobierno. Mientras otros han sido reubicados con contratos precarizados y en algunos casos en áreas sin tareas designadas ni materiales de trabajo, el colectivo se sigue movilizando y sumándose a otras luchas por la defensa de los puestos laborales.


Más allá que el paso del tiempo genere un desgaste lógico en el colectivo, los trabajadores de la UEP no se rinden. Saben que, si su reclamo por la reincorporación de los 90 despedidos que aún siguen esperando respuesta no se visibiliza en los medios y en movilizaciones a dependencias del Ministerio de Educación provincial, las autoridades darán cerrado el conflicto. A esos mismos despedidos en su momento los citaron a entrevistas donde les ofrecían "gratificaciones" por el trabajo realizado, "una vergüenza que descalifica la dignidad de los trabajadores, es algo incluso muy distinto a una indemnización", expresó un miembro del colectivo.

Por tal razón, además, se han sumado a coordinar tareas de acción junto a otros reclamos sindicales y laborales, como el de Hospital Posadas. Julián Morales, uno de los delegados del grupo de la UEP, dijo a Perycia que "movilizamos junto a la columna independiente del Posadas en la marcha de esta semana en la 9 de julio, y estamos realizando asambleas con los trabajadores del Ministerio de Educación, donde hoy se está agudizando un proceso de vaciamiento con la destrucción de la carrera administrativa. Es una problemática conjunta, que afecta a todos los trabajadores del Ministerio. Más allá de los compañeros despedidos, vemos que incluso los que son planta permanente en otras dependencias están sufriendo la irregularidad de los concursos y problemas presupuestarios serios". 


Mientras el gobierno provincial reubicó a varios grupos de la UEP en otras áreas de Educación con contratos que los trabajadores denunciaron como "de absoluta precariedad", la lucha por la total reincorporación de los mismos, y por condiciones dignas de trabajo, todavía continúa, a dos meses de comenzado el conflicto.


"Los contratos de los que fuimos reincorporados son por un año, pero en mayo vence la Ley de Ministerios y hay mucha incertidumbre con lo que puede llegar a pasar", concluyó Julián Morales, a la vez que aguardan reuniones con autoridades en las próximas horas. 

Compartir

Artículos relacionados

Último