Whatsapp de amigas: la estrategia frente al horror


La denuncia contra Darthés destapó una olla a presión que voló por el aire. La red que atajó una tormenta de relatos sobre "secuencias espantosas" fueron las amigas, las hermanas, las compañeras de trabajo. "Tuve un jefe acosador que me violentó y me quiso coger", denuncia una. "¿Por qué nosotras con miedo y ellos impunes como si nada pasara?", pregunta otra. Una cronista de Perycia comparte algunos de sus chats y cuenta: "Hace tres días que a las mujeres nos explota el Whatsapp con corazones verdes, abrazos virtuales, textos sororos y una sola consigna: machete al machote".





La denuncia de Thelma Fardín contra Dhartés por violación "destapó una olla a presión que voló por el aire"

Por Julia Varela
Publicado 13/12/2018

*** 

Vero: Che, estoy en el auto y quiero escuchar la conferencia de prensa. ¿Me pasan algun link? Lpm que fuerte Toy entrando a clase Temblando Después hablamos


***

 Audio de 5:39 de Flor: Hola chicas, ¿cómo van? Che, estoy como media nerviosa. Hace tiempo que vengo pensando que lo que me pasó en el 2015 tendría que denunciarlo, pero me da mucho miedo. Hoy se me ocurrió llamar al 144, pero una máquina me recordó todo el tiempo que era para situaciones de violencia que están sucediendo en el momento, que para hacer una denuncia vieja había que ir a una comisaría.

***

Y otro más de 4:02, llorando. Flor nos vuelve a contar cuando su jefe la engañó, la subió a un auto y la llevó a una casa que no conocía. Ahí, la obligó a tocarlo, a tener sexo con él. Y ella ahí, muerta de miedo, sin saber dónde estaba, qué hacer, ni cómo salir.

***

Encima recién llego al laboratorio y le pregunto a mi papá: -¿Viste lo que pasó con esta chica? -Si, yo escuché que es armado. -En serio, ¿vos no le crees a las mujeres? ¿Y yo? ¿Que estaba por denunciar al que me hizo todo eso? -Noo, para eso ya pasó mucho tiempo y ya sabés cómo es esa gente.

***

Chicas, yo venía nerviosa y toda movilizada y tuve que venir acá afuera porque me puse re mal. Me revolvió todo, el asco, la culpa. Yo sé que no tengo la culpa, pero en ese momento me echaron la culpa, las mismas personas que lo supieron en la Dirección en donde trabajaba. Me fueron llevando de Dirección en Dirección hasta que me hicieron renunciar. Todos le creyeron al tipo. Nunca me creyeron a mí. Pero sí, somos nosotras, nuestras hermanas, nos apoyamos entre nosotras, porque sino, es muy difícil. Hoy lo voy a hablar con la psicóloga, y voy a volver a estar entera de nuevo. No sé qué me pasó, pero este caso me revolvió todo.

***



Audio de 5:11 de Juli: Hermosa. Me movilizó un montón todo lo que decís y todo lo que está pasando. Me parece que la única manera que tenemos y la estrategia que estamos encontrando en este horror es poder hablarlo. Poder hablarlo entre interlocutores válidos. Que también eso es un buen ejercicio a hacer entre nosotras. Entre tanta mierda del mundo, está bueno también poder hacer una selección ahí; y decir qué cosas me suman y qué cosas no me suman y de quiénes. De qué manera. Yo estoy aprendiendo eso. A separar. Mi estabilidad emocional, mi fortalezas y mi vida, se la encargo a esta red. Red de amigas, red de amigos, de amigues, red de medios; quien chonga sea.

No está bueno volver a exponerse a situaciones y volver a escuchar esos discursos de mierda que lo único que hacen es alimentar el horror y la violencia. Entonces, a todas, les recomiendo la cobertura que está haciendo Futurock de todo esto. La están haciendo con un montón de amor y con un montón de cuidado. La verdad es que es bastante un bálsamo dentro de todo lo que está pasando, no se están haciendo los boludos, ¿viste? Están asumiendo la responsabilidad feminista de lo que está pasando. Y eso mismo te recomiendo con el resto de lo que me decís.

Evidentemente tu viejo no es un interlocutor válido. Porque no está a la altura de la situación; no lo ha sabido estar nunca. Así que, me parece, es parte del autocuidado correrse. Y no exponerte a eso. No está bueno, porque te hace mal. Y te hace volver a vivir cosas desde un lugar espantoso. Entonces, si querés, apoyate obviamente en nosotras, pero con la premisa del autocuidado. De que, bueno, hay veces que hay gente que no puede. Y que no va a poder. Y que tal vez pueda cuando sea más tarde o cuando la cosa ya esté resuelta. O no. Tal vez ya hayamos encontrado otro camino. Pero bueno, hay gente que, por diferentes motivos -y no los estoy justificando-, elige no poder. Porque no poder es una elección. Eso es lo que me sale decirte.

Con respecto a la denuncia al milico, yo preferiría que te cuides un montón. Y que lo podamos hablar cara a cara, que nos podamos abrazar, que podamos encontrar estos círculos de cuidado responsable esquivando la mierda de este planeta. Porque es muy violento, porque es muy hostil, y porque el Estado no ayuda. Pero esto ya es una elección tuya. Después con la cabeza fría podemos hablar de todas las vueltas judiciales que dio esta piba, que es famosa y que tiene un montón de recursos para hacer lo que hizo. Y aún así, no le fue fácil.

Yo tuve un jefe acosador que me violentó, me quiso coger, ejerció violencia laboral conmigo durante tres años. Era una pendeja y estaba trabajando en un medio de comunicación. Y somos un montón los periodistas y las periodistas que sabemos de la situación y que, desde este rol, no podemos denunciarlo. Es un tipo público y nosotros tenemos las herramientas y los medios como para poder hacerlo, y aún así no lo podemos denunciar. Por eso, elegí organizarme. Mi elección fue esa. Tal vez en algún momento funcione el escrache, o no funcione, pero por lo pronto, estoy construyendo otra cosa diferente. No elijo la mierda. Te mando un abrazo enorme.

***

Sol: No estás sola, estamos juntas. Te iba escuchando y me dio escalofríos de sólo pensarlo y de haber repetido muchas veces en mi vida que “no era tan grave”, o ver con el tiempo “de lo que me salvé”. ¿Por qué vivir así? ¿Por qué nosotras con miedo y ellos impunes como si nada pasara? Ojalá todas puedan seguir juntando coraje y hablar, hablar sana y la fuerza de estar todas juntas ayuda y mucho. ¡Te abrazo fuerte!

***



- Juli: Darthes está internado de urgencia, jajajaja Lo que falta ahora es que se muera.

- Flor: Jajajaj q se muera. O q quede bien vivito para q pase sus dias en la cárcel. Ya sé q es utópico en este pais pero ojalá la justicia algun dia cambie. Sino tendremos q freirlo en aceite. Q sufra cada segundo d su vida.

- Juli: Noo! que no se muera xq nos van a culpar! Que viva mucho y que tenga que aprender.

- Ani: Ay chicas recién salgo de laburo, ahí me pongo a tono.

-  Lu: Flor! Es así, somos nosotras! Estamos nosotras!

- Vero: ¡Qué lindo ver nacer a la libertad y a la valentía juntas! Sólo puedo pensar en mis hijas y en todo esto como una forma de dejarles un mundo un poco más justo.

- Flor: Gracias a ustedes por mostrarme que somos muchas las que repudiamos esto ❤

***

- Ani: Ay, que fuerte. Todo lo que se destapó a partir de ayer. Hoy, cuando una compañera me contaba una secuencia espantosa me revivió un montón de horrores vividos, y lo único que me salió decirle es que a mí, lo que me salva este día y cada día, es la organización. No nos quedemos en un mensaje por acá. Veámonos las caras, abracémonos. Encontrémonos organizadas. Lo vimos ayer, lo vemos desde el primer paro nacional de mujeres que después copó el mundo; juntas somos poderosas. No le demos el gusto al patriarcado a que nos desorganicen y atomicen.

*** 

Flor: Tal cual. Coincido en todo. Intenté denunciar en su momento y me hicieron a un lado y me culparon a mí. Yo también elijo la organización. Me da mucho miedo la policía. Incluso me pasó toda la vida d q me den alergia y miedo. Juntas y organizadas lo vamos a lograr. Lo vamos a hacer caer.

***

Vero: Les dejo este textito:

"Mirá como nos ponemos: toda una provocación propia de la intensidad feminista de este año soñado. ¿Quién de nosotras no se pensó hoy? ¿Quién no revivió los abusos de la hermana, de la amiga, de la compañera, de la vecina, de la estudiante, de una misma? ¿Quién de nosotras no revivió aquellas violencias machistas tan recurrentes que pasaron y pasan por nuestras cuerpas y nuestras pieles? Enormes acontecimientos estamos vivenciando. Todo se mueve. Todo tiembla. Nosotras temblamos. Temblamos de rabia, temblamos de dolor, temblamos de hartazgo. Temblamos por el placer que nos provoca sabernos juntas. Temblamos de esperanzas: esto recién empieza!"
(Ruth Zurbriggen - Colectiva la Revuelta)

Compartir

Artículos relacionados