Cuatro choferes detenidos y una fiscal al borde de un ataque de nervios

A comienzos de abril cuatro ex colectiveros de la línea ESTE de La Plata fueron detenidos, acusados de coacción agravada. Para abogados y familiares, la medida es un claro mensaje "aleccionador" contra la clase trabajadora. Perycia habló con la fiscal Virginia Bravo, a cargo de la causa, en una conversación que reproducimos de forma completa. El testimonio de la mujer de un trabajador que está por parir y a cuyo marido lo trasladaron arbitrariamente a una comisaría de Avellaneda. 





Por Redacción Perycia
Fotos: SADO
Publicada: 12/04/19


Gisele Ledesma está en la semana 35 de embarazo. Vive en Altos de San Lorenzo y es la pareja de Sebastián Mac Dougall, ex chofer de la Línea ESTE que fue despedido hace unos años. A principios de este mes Gisele tuvo un pico de presión y con su marido salieron de urgencia al médico.
Cuando estaban esperando el turno, le llegó un mensajito de su padre.

-Dos policías vinieron a buscar a Seba por lo del lío con la empresa de colectivos. Me dijeron que les dé la dirección del consultorio, pero ni loco. “Todo bien, esperen acá, mi hija está mal y no quiero que pierda su bebé”, les dije. Así que acá están.

Apenas volvieron a su casa, los agentes explicaron que tenían que llevarlo a la comisaría por requerimiento de la fiscal. No fue el único. A dos años del conflicto sindical por condiciones de trabajo y despidos de colectiveros en la Línea ESTE, de manera totalmente sorpresiva y sin notificación, fueron también detenidos a la misma hora Emanuel Lazzaro, Pablo Varriano y Luciano Fiocchi. Uno fue arrestado en la empresa (es el único que no perdió el trabajo). A otros dos los buscaron en sus domicilios, y en un caso la policía ingresó violentamente. El cuarto no estaba en su casa y luego se entregó.

La orden la libró la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) 7, a cargo de Virginia Bravo, en una causa bajo la figura de “daños” que se les había abierto en marzo de 2017 pero que, con el paso del tiempo, empeoró a “coacción agravada en concurso material con daño agravado”, que no tiene excarcelación ordinaria y prevé hasta 15 años de prisión.

-A Sebastián lo trataron bien, no hubo maltrato. Le dijeron que lo iban a demorar un rato y terminó en la cárcel. Pero a otro chico le patearon la puerta de su casa, se subieron por los techos, lo esposaron delante de sus familias y vecinos –dice Gisele, de 32 años, en conversación con Perycia.


Gisele y Sebastián (Foto cedida por Giselle)


Los cuatro ex conductores de la Línea ESTE no tienen antecedentes penales. Gissele cuenta que la misma noche de la detención su cuñado fue a llevarle un tupper con comida, pero se encontró con la sorpresa que lo habían trasladado a Avellaneda.

-Dijeron que fue porque no tenían lugar en La Plata, pero en Avellaneda me consta que está igual de hacinado. Estoy por tener familia y lo tengo lejos, no puedo manejar ni viajar seguido a verlo. Es algo muy doloroso- continúa la mujer, que espera novedades en la justicia. En esta semana fue a entrevistarse con el procurador Julio Conte Grand, pero no lo recibió. A la que sí pudo ver fue a la fiscal Virginia Bravo.

-¿Y cómo fue esa charla?

-Nos escuchó a los familiares y dijo que iba a tener en cuenta lo que le dijimos. Los chicos son laburantes, eran remiseros desde que fueron despedidos porque no tenían otro laburo en blanco, no cometieron ningún delito. Los acusan de haber obligado a ex compañeros a hacer huelga, pero ni siquiera hay denuncias de ellos. Es una ridiculez.

-¿Y por qué creés los mandó a detener?

-Por cuestiones políticas. Es una decisión arbitraria, el mensaje es clarito: “si te hacés el loco y protestás, así la vas a pagar”.

A través de un comunicado, los trabajadores de la Línea ESTE denunciaron el carácter “irregular del proceso de detención” y manifestaron su “profundo repudio y preocupación por la sorpresiva” medida de “amedrentamiento” que recayó en sus compañeros, a los que se refirieron como “presos políticos”.

-Mi marido es un laburante que peleó para mantener su fuente de trabajo y la de sus compañeros. Y ahora se lo trata como un delincuente, aislado de su familia. Tenemos otros dos hijos, de 10 y 8 años. Estoy por parir, imagínate mi cabeza. Me cuesta estar tranquila.

Con el tono de voz al borde de la angustia, Gisele adelantó nuevas marchas junto a movimientos sociales, sindicatos y partidos políticos para pedir la liberación de los detenidos.




En diálogo con Perycia, el abogado Rolando Sberna, que representa a dos de los trabajadores detenidos, explica que la causa judicial nació en una protesta gremial en marzo de 2017, donde se dieron una serie de manifestaciones. “De las que participaron una cantidad inusitada de gente, no podemos verificar que fueron todos de la empresa. Se interrumpió el tránsito, no se le permitió pasar a algunos vehículos. Y la causa se originó por una denuncia por daño de un chofer de otra empresa, pero pasó a coacción agravada por la intervención de la fiscal, una figura que se usó mucho en la dictadura”.

Sberna solicitó que el proceso judicial avance con los trabajadores en libertad. Pero la cámara rechazó la medida. "No hay lugar en las alcaidías, pero es un escándalo que estén detenidos en una comisaría, están todas hacinadas", dice. Ahora presentaron pruebas y esperan novedades.

El abogado no tiene dudas: pìensa que la causa es un acto de disciplinamiento. “Son laburantes, por más que le interrumpieron el paso del tránsito a otros colectiveros, es una exageración. Hay otras figuras que son más leves y podrían haberse aplicado, por eso creemos que la fiscal se ensaña. Lo vemos como un expediente que va de la mano con lo que está pasando en el país, donde se disciplina a los trabajadores. Es importante destacar que la empresa, en su momento, no tomó ninguna represalia ni hizo ninguna denuncia. Y la fiscalía nunca nos notificó de nada".

Habla la fiscal

En los pasillos de los tribunales platenses se generó una controversia. Por una lado, hay quienes no le sorprendió que la fiscal Bravo, asociada a una línea de correspondencia con los gobiernos de turno, haya dado vía libre a la detención de los trabajadores. En este sentido, fuentes judiciales dijeron a Perycia que la medida representa “un claro mensaje aleccionador y de persecución a la protesta social”, una política asociada a Cambiemos.

Pero, por otro lado, otros se asombraron de que la causa tomó un ribete inesperado hacia el delito de coacción y calificaron la imputación como un “disparate jurídico”. En efecto, la lupa estuvo puesta en Pablo Raele –titular del Juzgado de Garantías Nº3 que aprobó las detenciones-, a quien consideran desde un perfil “garantista”.

La fiscal Virginia Bravo


Perycia se comunicó con la fiscal Virginia Bravo, y después de varios intentos, pudo hablar con ella. Aquí reproducimos la entrevista, realizada por el editor Javier Sahade:

-¿Cómo se explica la detención de los ex choferes, teniendo en cuenta que pasaron dos años del hecho?

-Mirá, no sé a qué te referís con eso, porque conozco causas que tardan mucho más en investigarse. Acá se trabajó la causa hasta que se individualizó a las personas que habían actuado. No tengo nada que justificar.

-Le preguntamos en relación a lo que dicen los abogados, que plantean que no tuvieron notificación…

-(Interrumpe) Mirá, no tengo obligación de notificar a nadie sobre los avances de la causa…y más en un delito que tiene entre cinco y diez años de prisión.

-Usted no tiene que notificar nada…

-No

-¿No tienen que declarar antes de ser detenidos?

-No. Leete el código, ¿dale? Artículo 151 y después, 308, que es donde se habla de la declaración, que pueden hacerlo en libertad o detenido. Ellos fueron convocados a declarar y se negaron.

-¿Eso fue ahora, ya detenidos?

-Sí, tengo 24 horas para indagarlos.

-¿Por qué son detenidos antes de llegar a juicio?

-Ay, mirá…¿Sabés lo que pasa? Que no conocés el Derecho, discúlpame….

-Es que soy periodista…

-Claro, pero no te puedo enseñar Derecho Procesal Penal...

-Le pregunto porque no en todos los casos se actúa igual, depende los criterios de cada fiscal.

-No, ¿sabés por qué? Por eso te aconsejo que leas el artículo 151, que es para que delitos que superan los tres años de prisión. La detención es la primera medida cautelar, pero eso no significa que se dicte la prisión preventiva. Luego lo que pase en el juicio, es otra cosa, ahí se dicta la prisión o reclusión. Me resulta muy difícil explicarte cosas que son muy básicas para el Derecho. Te tengo que explicar demasiado. Si me querés hacer una pregunta casuística bárbaro, pero…

-Está bien, no se enoje conmigo. No siempre los fiscales ni los jueces actúan de la misma manera, y no estoy diciendo que usted no esté actuando a derecho.

-¿Vos me querés preguntar sobre la causa? Yo te contesto

-Bien. Los familiares de los detenidos plantean que la causa es un aleccionamiento a la clase trabajadora…

-(Interrumpe) Mirá, te voy a explicar los hechos porque nada tienen que ver con un conflicto laboral, porque eso se había dado previamente. El hecho que acá se imputa es que el 17 de marzo un grupo de personas va a calle 7 y hace detener a micros de otra línea, les desinflaban las gomas, los obligaban a detener la marcha. Es decir, fue un delito cometido contra otros compañeros, no contra la patronal. ¿Se entiende?

-Sí, perfecto. ¿Cómo sigue el proceso?

-Por el momento, siguen detenidos. Primero, presentaron la excarcelación extraordinaria y el juez de Garantías se la denegó y la Cámara después lo ratificó, para que tengas una idea. Y también presentaron un Habeas Corpus que la Cámara rechazó, pero no significa que esto siga así. Ellos presentaron pruebas y se designaron audiencias para los testigos que presentaron. Tengo 15 días más para pedir la prisión preventiva.

-Todavía usted no lo definió…

-No, te estoy diciendo que tengo 15 días para evaluar toda la prueba.

-No se enoje conmigo…

-Es que tenés conceptos muy erróneos…la información no puede ser buena…

-Por eso queríamos entrevistarla

-Es que trabajo todo el día. Fijate la pregunta que me hiciste, de por qué los detenía si no fueron a juicio…es una pregunta medio...

-Está bien, usted lo está explicando, y se lo agradezco. La última pregunta, ¿Qué no tengan antecedentes penales es algo que va a tener en cuenta? 

-Sí, por supuesto. Para dictar una prisión preventiva se evalúan riesgos procesales, y uno de esos puntos es si tienen antecedentes. Claro que es importante eso.



Compartir

Artículos relacionados