El dudoso caso de Johana Monzón

La encontraron colgada en su celda de la Unidad 33 de Los Hornos. Sus compañeras denuncian que el Servicio Penitenciario la abandonó cuando ella pidió un tratamiento por su salud. La versión oficial indicó que Johana Monzón, de 21 años, “se suicidó”, pero las sospechas se ciernen sobre otro posible caso de desidia estatal, justo en la semana de una nueva marcha contra el gatillo fácil y la violencia institucional. El domingo habrá una protesta en las puertas del penal.

Los fantasmas de Chicha Mariani

El rastro de un marino ladrón y las voces de su nuera Diana, su marido Pepe y su madre, confluyeron una tarde remota en la que María Isabel Chorobick de Mariani se internó por meditaciones metafísicas. A un año de su fallecimiento, y después de cumplir una promesa, un periodista de Perycia y biógrafo de la fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo recrea por primera vez esas "apariciones", como homenaje a la mujer que nunca dejó de buscar, siquiera en la vigilia y en los sueños.

La insoportable levedad

Todo fue rápido: se conocieron una primavera, en el verano ella ya lo había denunciado y una noche del invierno siguiente, Leonardo Cechi la golpeó tanto que Flavia Rudez recién pudo volver en sí unos 15 días después, con múltiples fracturas en su cuerpo. Ahora, un inédito y polémico juicio por jurados lo dejó libre y lo condenó sólo por lesiones leves y no por intento de femicidio. Él dice que lo acusaron porque la violencia de género “está de moda”. Ella tiene terror de volver a compartir el mismo aire, las calles, el barrio, un micro.

El genocida tiene quien lo siga

¿A quién votaron los represores? Genocidas condenados o procesados pidieron autorización para elegir candidatos en las elecciones primarias. Mientras se pone en juego un clima de época, Perycia habló con Gustavo Molfino, ex militante montonero que fotografía verdugos en los juicios o violando sus arrestos domiciliarios. "A dónde vayan, lo iré a buscar con mi cámara", dice. Publicamos parte de su álbum, con rostros invisibles del terror.  

La mujer y su candado


Marcela Mendoza, condenada a perpetua en un juicio que Casación ordenó anular por probadas irregularidades, cumple hoy cuatro años en prisión. "Está peor que un genocida", dice su abogado, quien presentó un habeas corpus pidiendo por su libertad, rechazado inesperadamente. Cautiva del laberinto judicial, Marcela volvió a hablar con Perycia desde la Unidad 33 de Los Hornos. Sus días de angustia y amargura, entre una enfermedad crónica y la imposibilidad de ver a su madre, que está en grave estado.

Un simulacro dentro de la cárcel

Mientras en plena campaña electoral nadie habla de la dramática situación de las cárceles, allí también se dan experiencias novedosas, como la que ocurrió en la Unidad 31 de Florencio Varela, donde jueces, penitenciarios y presos intercambiaron roles. Una periodista de Perycia fue testigo de un simulacro de juicio por jurados organizado por la asociación Pensamiento Penal. Crónica de una tarde distinta en un pabellón de varones con música de Los Redonditos de fondo y un suspenso en torno a la sentencia.