Pedido urgente de una mujer encerrada y sin dormir

Aunque en Argentina se produce un femicidio por día, la ausencia de perspectiva de género sigue mostrando su cola en los fallos de la Justicia. En Quilmes, Sebastián Pauloni Poggi no estuvo ni un solo día detenido pese a estar imputado por incendiarle la casa a su ex pareja, Marina Madonia. El hecho ocurrió hace 15 días, tras una escalada de acosos y otras violencias. Aterrada por la libertad de su agresor, Marina pide ayuda para ella y su hijo de 10 años.  

La bestia que no deja caminar

En Forencio Varela, la hija de 10 años de un chófer, espera que la obra social del gremio UTA cumpla con lo que ordenó la Justicia: cobertura integral del tratamiento para su parálisis cerebral. Su mamá asegura que si hubiese recibido la atención que dispuso el juez, Mía podría caminar, pero ahora no puede ni sentarse. Un drama y un abandono con antecedentes.-  

Olavarría: un comisario cruel y simulador

El ex comisario Argentino Alberto Balquinta debería escuchar esta semana su condena por torturas, homicidios y violaciones en Olavarría, pero el tribunal a cargo del juicio por crímenes en el centro clandestino Monte Peloni lo acaba de apartar por supuesta incapacidad mental. Hubo que esperar sólo un día para probar su mentira: lo fotografiaron caminando por su barrio, acompañado sólo por un bastón. Ahora piden que la Justicia lo vuelva a sentar en el banquillo de los acusados y revoque su prisión domiciliaria.