La última cruzada de Vidal

A pocos días de los comicios electorales, lo que parecía ser una última jugada del macrismo en la justicia provincial ahora parece tener sabor a derrota. Los 42 pliegos de jueces y fiscales que la gobernadora María Eugenia Vidal mandó aceleradamente a la legislatura para un rápido tratamiento parlamentario encontró un escollo fundamental: el rechazo de varios sectores políticos y de derechos humanos contra Francisco Pont Vergés, mano derecha del Procurador Julio Conte Grand. ¿Quién es este hombre que de las sombras pasó a un ansia de primer plano en el ajedrez de la justicia? 

La revolución feminista estalla en La Plata




Como el perfume de los tilos en este cálido octubre, el 34° Encuentro Feminista ya se adivina en el aire. Ningún pronóstico coincide en la cantidad de mujeres y disidencias sexuales que llegarán a La Plata, pero todos anuncian que será el más multitudinario de la historia. Entre el sábado y el lunes, a pesar de la preocupación del intendente Julio Garro por la "preservación del patrimonio de los platenses", que acaso explique el urgido enrejado de la Catedral, más de 120.000 -¿150.000, 200.000?- mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales y no binaries poblarán las calles y plazas, los estadios y centros culturales, los clubes y escuelas del centro y la periferia de la ciudad. El sociólogo Matías Manuele, en una tercera entrega de sus advertencias sobre el sentimiento de propiedad que experimenta el alcalde, le advierte que La Ciudad no es tu Cuerpa.

Será, como las 33 ediciones pasadas, épica: un tiempo y espacio propicio para disentir y acordar sobre lo hecho y lo que falta. Sobre cómo se masificó el problema de la violencia de género en la clase media y su moral, por ejemplo; o sobre el acercamiento de la industria cultural a historias siempre negadas -como la novela "El diario de una marica mala" de Odiseo Rojo-; o tal vez sobre el salto cuantitativo y cualitativo de la militancia feminista organizada. Pero también alertará acerca de la persistencia –e incluso la profundización- de las causas de fondo que lo atraviesan: la violencia contra mujeres y disidencias sigue aumentando. Hace unos días, publicábamos en Perycia las últimas estadísticas de los observatorios “Ahora que sí nos ven” y “Mumalá”  y según sus cálculos, entre el 1 de enero y el 1 de septiembre murió en nuestro país una mujer cada 26 o 32 horas. Repasamos además La marca del odio que mata víctimas, incluso, más invisibles que las mujeres cis: las travestis y las trans.

Casi tan grave como estos crímenes de odio es la parálisis o la ausencia del Estado. Por eso, más allá de las novedades que traerá el Encuentro, como La App y el dispositivo de seguridad feminista, y de todo lo trascendental que pueda suceder en los 114 talleres y las decenas de actividades, el foco de este Especial del 34° Encuentro es el minucioso paneo por las razones que lo siguen haciendo tan necesario.

Esos motivos pueden presentarse bajo distinto ropaje: desde la crudeza de una violación en manada en Florencio Varela y un juez insólitamente recusado por ser honorable; hasta una investigación exclusiva que demuestra que la cantidad de mujeres judicializadas por aborto en la provincia de Buenos Aires se multiplicó seis veces en la última década, documentado en un informe inédito y oficial que la Procuración bonaerense primero entregó y luego pretendió ocultar.

Con textos narrativos, investigación, fotografías, infografías e ilustraciones de la dibujanta TrewelinaPerycia traza una antología posible sobre la violencia machista que sostiene una sociedad patriarcal. La revolución que viene marchando augura que tarde o temprano, se va a caer. Lxs invitamos a hacerla correr.



El estigma: mujeres judicializadas por aborto en la provincia de Buenos Aires

En Argentina, el dato más consensuado sobre abortos clandestinos proviene de un informe de la ONG Amnistía Internacional, que estima unos 450 mil por año. Datos oficiales de la Procuración bonaerense, a los que accedió en exclusiva Perycia, dicen que las mujeres que se practican abortos son judicializadas seis veces más que hace diez años. ¿Cuáles son sus historias y qué pasa con ellas? ¿Cuál es la reacción de la comunidad médica? ¿Qué dice la ley? 

La jauría de Santa Rosa

Escondida con su hija en una casilla de Florencio Varela, una joven de 17 años espera el juicio contra una decena de violadores que la atacaron en manada. La trama de un caso repugnante, una historia insoportable de abusos en el reino del revés: el juez recusado por los abogados de los imputados por “ser feminista” y actuar con “perspectiva de género”.

“Diario de una marica mala”


¿Cómo "encajar" en una sociedad normada como la nuestra, sin ser hombre, mujer, gay ni trans? Ulises Rojas, periodista y colaborador de Perycia, acaba de publicar su Diario de una marica mala, un relato fresco "contando su vida y la de su círculo en primera persona". Una denuncia contra el sistema patriarcal que es, al mismo tiempo, una crítica a la misma disidencia sexual y de género.

Garro, la ciudad no es tu cuerpa

El 34° Encuentro pasará por La Plata en estos días como una gran marea que desbordará calles y plazas. Cientos de miles de mujeres y disidencias habitarán en estos días la ciudad de una manera para la cual la misma no está preparada. Y es en este punto en el que quisiera detenerme, en el punto en cual los géneros y la ciudad se cruzan y donde se disparan las siguientes preguntas: ¿Está la ciudad pensada para esos cuerpos? ¿Para qué cuerpos está pensada la ciudad? 

Cuidarse de quienes cuidan: un dispositivo de seguridad feminista

Por primera vez en los 34 años de historia del Encuentro, se conformó una Comisión de Seguridad. La integran mujeres, casi todas abogadas, que pusieron el acento en el autocuidado: crearon una aplicación con la información indispensable y pensaron espacios en los que la solidaridad será el escudo protector. Una vigilancia en clave feminista.

Travesticidios: la marca del odio



El colectivo travesti y trans participará activamente del 34° Encuentro de Mujeres y Disidencias, donde el sábado protagonizarán una marcha por las calles céntricas de La Plata contra los travesticidios y transfemicidios. En la justicia, este año hubo un fallo emblemático en el caso de Marcela Chocobar, donde se consideró el homicidio por odio a la identidad de género. Sin embargo, la violencia sigue siendo extrema: sus integrantes calcularon 40 crímenes en lo que va del año y denuncian  que la expectativa de vida de una mujer trans no llega a los 45 años. 

Una mujer asesinada cada día y el femicida está en casa

Mientras La Plata se preparara para un histórico Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias, dos observatorios nacionales dieron a conocer las cifras alarmantes de una realidad que, lejos de atenuarse, sigue creciendo. Una mujer es asesinada cada 26 o 32 horas, según las estadísticas. Piden la emergencia nacional y denuncian la falta de políticas públicas. En su mayoría, el femicida es un hombre del círculo íntimo.